Páginas

sábado, 8 de julio de 2017

En el penúltimo día de la novena, las madres ofrecieron una flor blanca por cada hijo

El octavo día, del novenario que se reza en la Basílica en honor a María de Itatí, tuvo a las madres como protagonistas. Además un peregrino ofrendó un nuevo manto para la imagen taumaturga de Nuestra Señora.
 
 
 
La misa, que se rezó por los enfermos, fue presidida por el predicador de la novena, fray Oscar Pechinenda y concelebrada por el rector del santuario, padre David Penzotti y otros sacerdotes.

 Luego de la homilía, las madres ofrecieron a la Virgen flores blancas por cada uno de sus hijos.

 Por la nave central las madres procesionalmente fueron entregando las flores blancas a los sacerdotes, ofreciendo así a cada uno de sus hijos a la Madre de Itatí.

 Además, en el momento del ofertorio, un peregrino de San Luis del Palmar, Miguel Vallejos ofrendó un manto nuevo a la imagen de la Patrona de Corrientes.

 Vallejos trajo en sus manos el delicado ropaje por él mismo confeccionado, al entregarlo al celebrante los fieles aplaudieron espontáneamente.

 Y como se realiza al finalizar la celebración eucarística, se llevó a cabo la procesión con la imagen de la Virgen peregrina por el interior del templo, momento que lo transmitimos en Directo a través del Facebook de Noticias Itateñas.

 Al finalizar se compartió chocolate con bizcochos, en el compartir fraterno, preparado por personal del Hospital de Itatí, quienes fueron invitados especiales de esta jornada.