Páginas

sábado, 8 de julio de 2017

Por pedido de la Iglesia no habrá puestos sobre la Av. 25 de Mayo pero sí en las veredas

La calle principal, la avenida 25 de Mayo será sólo para peatones, pero las veredas estarán ocupadas por vendedores.


Tuvo que intervenir la Iglesia para que se mantenga el orden en estas fiestas de la Virgen. Desde la Basílica solicitaron al municipio evitar la presencia de vendedores y la circulación de vehículos en la avenida 25 de Mayo para facilitar el tránsito de los feligreses.

Es por ello que el municipio dispuso que esa arteria principal esté habilitada sólo para el tránsito peatonal desde el 9 al 16 de julio.

La disposición del ejecutivo municipal dispone cerrar cinco calles antes de llegar a la Basílica y la plaza Fray Luis de Bolaños -que ya se encuentra llena de comerciantes-, no obstante ello permitirán que los vendedores ambulantes utilicen las veredas con productos pequeños. 

Según manifestaron estará prohibido los puestos con carpas y mesas, sólo “se permitirá estar a los vendedores que puedan exhibir sus productos en el suelo”, indicó al diario época el intendente interino, Salvador Lugo.

Recordemos que en la gestión de Terán se había liberado por completo esta avenida, desde cinco cuadras antes de la Basílica y en la gestión de César Torres, los comerciantes obstaculizaban toda la arteria por lo que las peregrinaciones debían hacer un desvío por otras calles para llegar al santuario.

El pedido de la Iglesia es para agilizar el ingreso de los peregrinos, que empezarán a llegar desde este domingo, aunque el mayor número arribará el 14 con la peregrinación de San Luis del Palmar, el 15 con la de Itá Ibaté y Berón de Astrada y durante la jornada del 16, fiesta del aniversario de la coronación de la Virgen de Itatí.